Ministro de Trabajo atropella derechos de los trabajadores

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Además de la burla nacional del ministro de Trabajo, Alfonso Grados, anunciando que una familia peruana puede vivir con S/. 850 soles mensuales, ahora bloquean los mecanismos legales para que se incrementen los sueldos de los trabajadores. Pese a que eran temas de Proyectos de Ley enviados al Congreso, se publicaron los ilegales Decretos Supremos N°007-2017-TR y N°009-2017-TR, el 31 de mayo del 2017. Estas normas  inconstitucionales modifican diversos artículos de los reglamentos de la Ley General de Inspección del Trabajo y de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo, variando normas básicas.

Estas medidas han sido impuestas por el Ministerio de Trabajo, atropellando las instancias correspondientes, como el Consejo Nacional del Trabajo, paralizado por estas maniobras.  La medida ha sido dictada pese a que nueve días antes habían remitido dos Proyectos de Ley al Congreso de la República sobre estos temas: Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo y Las inspecciones de Trabajo. 

Los decretos supremos están promulgados inconstitucionalmente, saltando al Congreso al que suplantan. Son una violación constitucional, atentado contra la negociación colectiva, debido a que  elimina el arbitraje potestativo sin causa. Desprotege al trabajo, pues impide el arbitraje a fin que las negociaciones colectivas no se resuelvan. De este modo bloquea otorgar incrementos de remuneraciones y mejorar el trabajo. Violan lo establecido por el Tribunal Constitucional a favor del arbitraje potestativo: “[…] dentro de un proceso de negociación colectiva el arbitraje tiene carácter potestativo, y por tanto, si una de las partes decide someter alguno de los puntos materia de negociación, al arbitraje, la otra parte debe aceptarlo.” (RTC 03561-2009-PA/TC).

He presentado el Proyecto de Ley para la inmediata derogatoria de los DS, por su abierta Inconstitucionalidad, pisotear el Congreso, y violar flagrantemente los derechos laborales reconocidos internacionalmente por la Constitución. Los DS imponen desorganización y sueldos de hambre a los trabajadores. El Ministro busca congelar y reducir a 850 soles mensuales los salarios básicos, condenando a la mayoría de familias peruanas a vivir con 30 soles diarios, mientras pugnan voraces lobistas por los seis mil millones de dólares del “Arca” de la “reconstrucción”. ¡El pueblo movilizado no lo permitirá!