Columna semanal

7 de cada 10 trabajadores tienen contratos temporales. Han bloqueado la negociación colectiva por rama. Recortan derechos en regímenes “especiales” ya precarios: agrario, micro y pequeña empresa, CAS, modalidades formativas, etc. Han impuesto un arbitraje laboral causado, pese a que el Tribunal Constitucional y el CSJ han establecido su constitucionalidad por ser potestativo, sin causa. Pretenden una Ley Pulpín 2, para anular derechos a los jóvenes, sin capacitación y a plazo fijo, dejándolos descartables. ¡Y ofertan recursos del Seguro Social (EsSalud), para quebrar a este y privatizarlo!.